Nuevas formas de gestionar rituales funerarios

Todo avanza a un ritmo trepidante, nuevas formas de comunicación, de expresión y de relacionarse acompañan los tiempos modernos. El uso de las redes sociales, algo desconocido hace apenas unas décadas, abre nuevas formas de relacionarse, de comunicarse, de reinventarse.

Los rituales funerarios no están exentos de impulsos innovadores, una vez que en la mente del personal afectado se abra a ello.

Existe una nueva cultura en la fabricación de sarcófagos que permite un acercamiento más dulce, tierno e incluso divertido al fenómeno funerario. Existen sarcófagos totalmente blancos, donde pueden los niños expresar en dibujos el despedirse de los abuelos, hay sarcófagos en forma de nave espacial, de colores vivos, con estampas de su equipo deportivo favorito, o con imágenes de su ciudad, la amplitud de la oferta es amplia, y cada vez surgen nuevas formas, para activar una cultura del despido diferente

Hay ceremonias en las que se estampan camisetas con la imagen del fallecido, lo cual puede ser recibido como un regalo que une a los presentes, además de poder puestas en días en los que especialmente se añora más al fallecido. Lo que en algún lugar pueda parecer de mal gusto o sin sentido, en otro es una brillante posibilidad de nueva gestión del duelo.

O celebrar el día de los muertos, no con los rituales ya conocidos, si no con, por ejemplo, una visita al restaurante favorito del fallecido.

Importante es permitirse variar, ampliar, no tener que aceptar lo preestablecido sin más, por miedo a innovar, a encontrar nuevas formas de gestión del duelo, que dado que es una situación personal e íntima, es también factible personalizar la despedida.

Es hermoso y tremendamente reconfortante generar, encontrar, desarrollar nuevas formas de rituales, que sirvan a los que están para gestionar de forma personal la pérdida del ser querido.

Entradas recientes