Al Final de la Vida

El proceso de morir suele estar rodeado de tabúes, miedos y muros de silencio, y nos suele sorprender poco informados y muy poco preparados.

Por esta razón surge Al final de la vida como iniciativa para ayudar a las personas al final de la vida, las familias, los cuidadores y la sociedad en general a cambiar esa situación, derribar tabúes, y humanizar y normalizar el proceso de morir.

Buscamos servir de herramienta rápida y verás sobre el proceso de morir, para llegar a cualquier hogar que lo necesite, para visibilizar los recursos existentes, pero que nadie conoce por falta de difusión.

Apostamos por desarrollar una visión de “Común…. humanidad” en la que la muerte puede ser tratada con respeto y normalidad, y no como un enemigo del cual huir.

El proceso de morir suele estar rodeado de tabúes, miedos y muros de silencio, y nos suele sorprender poco informados y muy poco preparados.

Por esta razón surge Al final de la vida como iniciativa para ayudar a los pacientes, las familias y la sociedad en general a cambiar esa situación, derribar tabúes, y humanizar y normalizar el proceso de morir.

Buscamos servir de herramienta rápida y verás sobre el proceso de morir, para llegar a cualquier hogar que lo necesite, para visibilizar los recursos existentes, pero que nadie conoce por falta de difusión.

Apostamos por desarrollar una visión de “Común…. humanidad” en la que la muerte puede ser tratada con respeto y normalidad, y no como un enemigo del cual huir.

Porque cuando ya no hay nada que hacer (por la enfermedad)
queda mucho por hacer por la PERSONA y su historia vital.

Nuestra visión
Nuestra misión
Nuestro equipo
Consejo asesor

Síguenos en redes

Conoce nuestras novedades a través de tus redes favoritas

La muerte es una amarga pirueta de la que no guardan recuerdo los muertos, sino los vivos.

Camilo José Cela

La muerte sólo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida.

André Malraux

La muerte no llega más que una vez, pero se hace sentir en todos los momentos duros la vida.

Jean de la Bruyere

Suscríbete a nuestro Boletín