Resumen:

Los cuidados paliativos tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias, abordando no solo los síntomas físicos asociados con la condición del paciente, sino también los impactos emocionales, psicológicos, espirituales, sociales y económicos. Por lo tanto, los cuidados paliativos son fundamentales para la dignidad humana y deberían estar disponibles para todas las personas que los necesitan. En Europa, cientos de miles de personas no tienen acceso a servicios adecuados de cuidados paliativos, incluido, en particular, el acceso a un alivio apropiado para el dolor. En consecuencia, los pacientes y las familias sufren innecesariamente, mientras que los sistemas de atención de salud se ven sometidos a una presión adicional debida a las innecesarias y costosas hospitalizaciones y los servicios de emergencia. Los cuidadores informales desempeñan un papel crucial en la provisión de cuidados paliativos y deben recibir un apoyo adecuado en esta función.

De cara a garantizar el acceso a cuidados paliativos de calidad para todas las personas que los necesitan, los Estados miembros deben reconocer los cuidados paliativos como un derecho humano e integrarlos plenamente en su sistema de atención de salud. Deben eliminar todos los obstáculos que restringen el acceso a los medicamentos para aliviar el dolor en el contexto de los cuidados paliativos y garantizar una capacitación adecuada en cuidados paliativos para los profesionales de la salud. También deben proporcionar apoyo integral para los cuidadores informales, incluidos los servicios de relevo.

Medidas solicitadas en la resolución para mejores prácticas:

  • Reconocer los cuidados paliativos como un derecho humano, definirlos como parte del sistema de atención médica y dedicarle los recursos necesarios.
  • Integrar los cuidados paliativos en todos los servicios y entornos del sistema de salud, en particular, extender los servicios de cuidados paliativos a todos los pacientes con enfermedades crónicas potencialmente mortales o que limitan su vida.
  • Asegurar el acceso al tratamiento del dolor como un componente crucial de los cuidados paliativos, en particular:
    • eliminar los obstáculos legales y reglamentarios que restringen el acceso a medicamentos para aliviar el dolor en el contexto de los cuidados paliativos;
    • abordar las barreras educativas y de actitud mediante la sensibilización sobre los tratamientos basados ​​en opioides entre los profesionales de la salud y el público en general.
  • Proporcionar apoyo integral para los cuidadores informales, y en particular:
    • ofrecer servicios de relevo y apoyo durante el duelo, y ofrecer protección frente a pérdidas financieras;
    • eliminar barreras que impidan a hombres y mujeres identificar, compartir, determinar y desempeñar su papel en el cuidado informal, teniendo en cuenta su situación y necesidades particulares.
  • Garantizar una formación adecuada en cuidados paliativos para los profesionales de la salud, en particular:
    • incluir capacitación básica en cuidados paliativos en escuelas de medicina y enfermería, y garantizar la educación profesional continua en cuidados paliativos;
    • reconocer los cuidados paliativos como una especialidad médica;
  • Proporcionar sistemáticamente apoyo psicológico, emocional y espiritual a pacientes y familias.
  • Mejorar la conciencia pública sobre los cuidados paliativos a través de medios y campañas de información.
  • Tomar medidas para fomentar una asociación entre el gobierno y la sociedad civil en la prestación de servicios de cuidados paliativos;
  • Consultar a las personas que viven con enfermedades que ponen en peligro su vida o que les limitan la vida, así como a sus cuidadores y profesionales de la salud, sobre su visión del desarrollo de políticas y servicios relacionados con los cuidados paliativos.

Para más información sobre este informe: The provision of palliative care in Europe (PDF)