Cuando nuestro ser querido fallece, todas las fechas especiales vividas con él se reavivan con esos recuerdos que sabemos son necesarios para nuestra aceptación de tan doloroso hecho, pero que también, en ocasiones, nos hace huir de ese recuerdo para intentar preservarnos del dolor que nos produce rememorarlos.

Estos días son especiales, únicos para cada persona en su vivencia, existen algunos días significativos de tipo cultural o universal, como la fiesta de difuntos en unas sociedades, la fiesta de todos los santos en otras, la navidad, el día del padre o de la madre…

De todo ello, y de los recursos de los que disponemos para poder vivir con calma estas difíciles fechas, nos ocuparemos en esta conferencia.

Entradas recientes