El voluntariado puede ser asumido por cualquier persona que de forma altruista, solidaria, libre y comprometida decida participar como voluntario de la Fundación Vivo Sano en el proyecto.

Debido a las característica particulares de Al final de la vida, consideramos adecuado que el futuro voluntario reúna las siguientes características:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Cualidades personales: paciencia, capacidad de escucha y observación, espíritu de servicio, entendimiento, receptividad, aceptación de limitaciones, empatía, tolerancia, solidaridad, mentalidad abierta…
  • Tener un buen nivel de responsabilidad y compromiso, lo que incluye poseer de tiempo libre para cumplir con las tareas de voluntariado a las que se comprometa.
  • Estabilidad y madurez. Conocimiento y aceptación propia.
  • Optimismo, buen humor, creatividad y entusiasmo.
  • Actitud no protectora. Fomentar la autonomía de los otros.
  • Capacidad de trabajo en equipo.
  • Confidencialidad, discreción y prudencia con la información facilitada. Consciencia del secreto profesional.
  • Estar familiarizado con la ideología de la institución y las reglas del voluntariado.

Y, sobre todo, ¡simpatía genuina por el proyecto y ganas de ayudar!